LAS ESPICHAS

La sidra ha sido y es  un elemento muy importante de sociabilidad. El historiador lavianés Luis Benito García en su último libro “las representaciones de la sidra. El contexto social de la sidra a través de la literatura y pinturas asturianas (1850-1939)” nos habla de la importancia de la sidra como alimentación en la región además de su carácter social.

Pérez de Ayala, Leopoldo Alas “Clarin”, Armando Palacio Valdés entre otros son autores que hablan en sus obras de los lagares y las espichas, este último tenía su propio lagar en Entralgo.

Evaristo Valle y Nicanor Piñole dedicaron muchas de sus obras a este tema.

 Recgiendo la manzana

El origen de las espichas es el pago de una ayuda por un trabajo, con el tiempo y sobre todo a partir de la revolución industrial comenzó a explotarse como un negocio. La presencia de las mujeres en las espichas era muy escasa, solo cuando se empezó a incluir baile convirtiéndose en una verbena.

Multitud de lagares en toda la región ofrecen espichas para disfrute de todos. En un ambiente desenfadado tomando la sidra directamente del tonel y picoteando tortilla, chorizo y ricos quesos asturianos.

Si venís a Asturias  desde marzo y hasta finales del verano no dejéis de visitar uno de los muchos  lagares, donde además de la espicha podréis aprender cómo es la fabricación de la sidra desde su recolección hasta su consumo.

nicanorpioleenlabarracahz5

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.